Calle 134 N.° 7B - 83, Edificio El Bosque - Consultorio 908 Bogotá - Colombia

Agenda tu cita

(57) 6269629 - 320 2735223

yudy@yudypinzon.com

AFTAS

DEFINICIÓN Y CAUSAS

Son las lesiones más frecuentes de la cavidad oral. Se presentan como ulceras muy dolorosas, superficiales, redondas de bordes bien delimitados, cubiertas por una membrana blanquecina con un anillo rojo alrededor. Son más frecuentes en mujeres que en hombres y su pico de presentación se da en la segunda década de la vida. En niños se presenta la mayoría de las veces en menores de 5 años. Se cree que hay predisposición hereditaria. Hay múltiples factores que influyen en la aparición de éstas lesiones. Dentro de estos factores se encuentran la deficiencia de hierro, ácido fólico o vitamina B12, la sensibilidad a las comidas, el ciclo menstrual, el estrés, infecciones por bacterias o virus y trauma físico.

CLÍNICA

Las lesiones se manifiestan inicialmente con una sensación de adormecimiento de aproximadamente un día de duración, posteriormente el lugar de la lesión presenta eritema (rojo), edema (inflamación) y puede aparecer una lesión levantada redonda del mismo color de la mucosa que dura 1-3dias. Después aparece la etapa ulcerativa, que es cuando aparece la úlcera cubierta de una membrana blanquecina con el anillo rojo alrededor, esta etapa es muy dolorosa y puede durar desde 1 hasta 16 días. Después de la resolución del cuadro, el paciente puede estar sin síntomas ni lesiones por lapsos variables de tiempo, esta enfermedad tiende a ser recurrente.

TRATAMIENTO

No hay un método definitivo para erradicar estas lesiones, la terapia está basada en prevenir la aparición de éstas lesiones y aliviar los síntomas. Los pacientes siempre deben ser advertidos de usar, para su higiene oral los instrumentos y procedimientos menos traumáticos posibles, para así evitar lesionar la mucosa oral. Los corticoides son el tratamiento más recomendado debido a la disminución rápida de los síntomas y a la resolución pronta del cuadro clínico. Los antibióticos tópicos (untados) disminuyen la duración de las úlceras y el dolor. Los anestésicos se usan combinados a los antibióticos para ayudar a disminuir el dolor de una forma más efectiva. El manejo será determinado por el médico dermatólogo.