Calle 134 N.° 7B - 83, Edificio El Bosque - Consultorio 908 Bogotá - Colombia

Agenda tu cita

(57+1) 6269629 - 320 2735223

[email protected]

piel seca

PIEL SECA O GRASOSA

La piel seca es un problema estético para muchos. Como consecuencia a la falta de hidratación en la piel pueden aparecer grietas, escamas, irritación y las arrugas pueden parecer más visibles.

La piel está más expuesta a infecciones. En la capa más externa de la piel es donde se retiene la humedad (capa córnea). Normalmente está compuesta de un 10-15% de agua. Cuando este porcentaje disminuye es cuando aparece la piel seca.

Es una condición que puede estar asociada a patologías como la prosiasis, el hipotiroidismo y la dermatitis atópica; en este caso específico, hay defectos en la barrera cutánea y la piel pierde mucha agua por falta de proteínas que ayudan a retener la humedad.

La piel seca aumenta con la edad; a medida que vamos envejeciendo, el cuerpo va perdiendo el porcentaje de agua en los tejidos. Empeora en climas secos y frios. Bañarse varias veces al día usando jabones fuertes, con un ph muy básico contribuye a que la piel pierda grasa e hidratación. También se cree que una alimentación pobre en vitamina B7(biotina) A, C y zinc, (presentes en alimentos como el huevo, el pescado, el hígado, la leche, la zanahoria, el brócoli, el pimentón, la espinaca, los cítricos en general, el melón, el kiwi, las ostras, las habas, las nueces y los granos enteros) contribuyen a esta condición. Se ha relacionado el uso de algunos medicamentos como los retinoídes, corticoides y laxantes con el aumento de sequedad en la piel.

El médico al observar la condición, descarta causas secundarias y contribuye a eliminar el factor desencadenante. Existen productos disponibles en el mercado que ayudan a retener la hidratación en la piel, deben ser formulados por un dermatólogo de acuerdo a las necesidades de cada paciente.

Se deben tener en cuenta ciertas recomendaciones para mejorar el aspecto de la piel seca:

  • Uso de productos formulados, incluido el protector solar según indicación del dermatólogo.
  • Baños cortos con agua tibia o fría, nunca caliente.
  • Utilizar jabón suave o de bebé, únicamente en axilas, genitales, manos y pies.
  • Usar toallas suaves y no frotar la piel muy fuerte.
  • Tomar mínimo 8 vasos de agua al día.

 

piel grasa

La piel grasa aparece secundaria a la producción excesiva de sebo. Ésta condición en la mayoría de los casos puede ser secundaria a estímulos hormonales que actúan sobre las glándulas sebáceas haciendo que se produzca un aumento en el flujo de grasa en la piel. Se han relacionado también causas como la mala alimentación, el estrés o ansiedad y la relación genética.

Es más frecuente en la pubertad, sin embargo se manifiesta en cualquier edad. La piel luce aceitosa, brillante y con poros abiertos. Como consecuencia pueden aparecer lesiones en la piel como comedones (espinillas) o quistes sebáceos.

Los cuidados que se deben tener con las pieles grasas deben ser determinados por el dermatólogo quien establecerá un manejo con productos compatibles con el tipo de piel del paciente y sus necesidades.

Es más frecuente en la pubertad, sin embargo se manifiesta en cualquier edad. La piel luce aceitosa, brillante y con poros abiertos. Como consecuencia pueden aparecer lesiones en la piel como comedones (espinillas) o quistes sebáceos.

Los cuidados que se deben tener con las pieles grasas deben ser determinados por el dermatólogo quien establecerá un manejo con productos compatibles con el tipo de piel del paciente y sus necesidades.

Los pacientes con piel grasa deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

No se debe lavar la piel en exceso; ya que esto estimularía a la piel a producir más grasa.
Se deben evitar los productos que vengan en cremas o aceites, se prefieren aquellos en loción o en gel.
El uso de astringente ayuda a disminuir el aspecto de “poros abiertos”.
El maquillaje se debe hacer con polvos sueltos, ya que los compactos contienen grasa y pueden empeorar el aspecto grasoso en la piel.
El cigarrillo mantiene los poros abiertos y no mejoran la condición, por lo que debe evitarse.
El cabello generalmente tiene una capa grasa, por esta razón debe evitarse el contacto del cabello con la piel; empeora la situación.