Calle 134 N.° 7B - 83, Edificio El Bosque - Consultorio 908 Bogotá - Colombia

Agenda tu cita

(57) 6269629 - 320 2735223

yudy@yudypinzon.com

Verrugas

VERRUGAS VULGARES

Las verrugas vulgares son lesiones benignas, no cancerosas, producidas por el Virus Del Papiloma Humano (VPH), el cual desordena el crecimiento de las células en la capa más externa de la piel, haciendo que se reproduzcan más rápido de lo normal. Afectan en mayor parte a niños, aunque pueden aparecer en cualquier etapa de la vida. Se contagian por contacto con personas infectadas.


CLÍNICA

Aparecen como una pequeña protuberancia de superficie áspera con bordes definidos del mismo color de la piel que va aumentando de tamaño progresivamente. Se localizan principalmente en manos, pies, cara y cuello. No presentan síntomas, no duelen ni pican.


DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

El diagnóstico es clínico, lo hace el dermatólogo al observar las lesiones, ya que son muy características.

El tratamiento es difícil, ya que estos virus son de diferentes tipos (cepas), lo cual los hace muy resistentes al manejo. Dentro de las opciones del manejo tópico (con cremas) existen moduladores del proceso inmune (de defensa) producido por la infección; tales como el imiquimod, cidofobirl y la cimetidina. También existen sustancias como el ácido retinóico, ácido salicílico y ácido láctico que conducen a un alto porcentaje (60%) de curación de las verrugas.

Dentro de los métodos más invasivos encontramos el curetaje (afeitado) de lesiones, el cual se usa asociado a terapia tópica, la electrofulguración (destrucción del tejido por la generación de calor), la crioterapia (procedimiento que congela las células con nitrógeno líquido para después destruirlas), y el láser de CO2.

El manejo de las lesiones será determinado por el dermatólogo teniendo en cuenta factores como; localización, número de lesiones, edad del paciente, etc.

verrugas en manos

La extracción de verrugas realizada por un dermatólogo cualificado es el método más eficaz para eliminar verrugas rebeldes.

El dermatólogo puede realizar una criocirugía con nitrógeno líquido, utilizar ácido salicílico o agentes que causan ampollas, administrar una variedad de productos químicos tópicos o inyectados para estimular la respuesta del sistema inmunológico, o quemar la verruga con un rayo láser. Independientemente del método utilizado, para que la eliminación sea permanente, la mayoría de las verrugas requieren repetir el tratamiento durante un período.

Las verrugas genitales son un caso especial. Con el transcurso del tiempo, si el sistema inmunológico es fuerte puede eliminar del cuerpo la infección que produce las verrugas genitales, pero en muchos casos la infección persiste toda la vida, con brotes que aparecen periódicamente. Hay medicamentos de venta con receta que ayudan a controlar los brotes de verrugas genitales. Estos medicamentos y otras opciones de tratamiento que existen en la actualidad para las verrugas genitales no curan la infección, sólo tratan los síntomas del brote. Lamentablemente, la transmisión del virus que causa las verrugas genitales es posible aún cuando no haya verrugas.